Se ha producido un error en este gadget.

Tiburón Martillo


El tiburón martillo es reconocido fácilmente por la particular forma de su cabeza en forma de T con muescas. Los ojos y orificios nasales se localizan en los extremos de la cabeza. Al nadar, mueve cabeza de lado a lado, y recorre con la vista todo a su alrededor. El motivo por el que de los tiburones martillo tienen la cabeza de esa extraña forma, única en el mundo animal, ha sido objeto de discusión entre los científicos durante 200 años con opiniones divididas. Una investigación publicada este mes en ‘The Journal of Experimental Biology’ ha aclarado uno de los misterios que rodeaba a estos animales desde hace doscientos años: ¿Por qué su cabeza tiene forma de martillo?. Los científicos de la Universidad Florida Atlantic han demostrado que la cabeza con forma de martillo les permite tener una magnífica visión -como si tuvieran unos prismáticos- y ser capaces de ver en una perspectiva de 360º. Al igual que la mayoría de los tiburones, el tiburón martillo presenta un color oscuro en el lomo y uno claro en el vientre. Visto desde abajo, el tiburón martillo se confunde con el brillo de las aguas de la superficie; visto desde arriba, se confunde con el fondo marino oscuro. Esto le permite sorprender a sus presas.
Existen alrededor del mundo unas 10 especies, pueden medir hasta 4,3 m de longitud y pueden pesar desde 150 kg  hasta más de media tonelada, algunos de las cuales crecen hasta los 6 metros de longitud y son conocidos por eventuales ataques a humanos, si bien éstos son poco frecuentes.